Tratamientos para la disfunción eréctil. ¿Cuál funciona mejor?

Antes de analizar los diferentes tratamientos para la disfunción eréctil, veamos qué es la disfunción eréctil. La disfunción eréctil es lo que otros llaman impotencia. Es cuando un hombre no puede tener una erección durante el sexo o incluso cuando se masturba. También se considera que padece disfunción eréctil o disfunción eréctil si no puede mantener su pene duro y erecto el tiempo suficiente para terminar de tener relaciones sexuales.

Hay muchas razones por las cuales los hombres experimentan disfunción eréctil. Algunos son triviales, otros están relacionados médicamente. Pero también hay muchos tratamientos para la disfunción eréctil que pueden ayudar a los hombres con esta terrible experiencia.

Uno de los tratamientos disfuncionales eréctiles más fáciles es cambiar su estilo de vida saludable. Si eres fumador, entonces déjalo, o al menos haz un esfuerzo consciente para alejarte gradualmente de este vicio. Modera tus hábitos de bebida. Si tiene sobrepeso, trate la disfunción eréctil como una gran motivación para hacer ejercicio y perder peso. Prueba nuevos deportes que te mantendrán en movimiento.

Otros tratamientos simples y libres de drogas para la disfunción eréctil son buscar la ayuda de un psicoterapeuta o inscribirse en terapias sexuales. A veces el estrés causa disfunción eréctil. Los sentimientos juegan un papel importante en esto. Es posible que tenga disfunción eréctil porque es consciente de sí mismo o está tratando de analizar en exceso la reacción de su pareja mientras tiene relaciones sexuales. Estos tipos de tratamientos para la disfunción eréctil pueden ayudarlo a liberar sus inhibiciones.

Pero uno de los tratamientos más populares para la disfunción eréctil es la ingesta oral de medicamentos. Estos medicamentos se llaman inhibidores y Viagra, Levitra y Cialis son los ejemplos perfectos. Mejoran los efectos del óxido nítrico, un químico que ayuda a relajar los músculos del pene y aumenta la cantidad de flujo sanguíneo. Funcionan mejor si se toman una hora antes de tener relaciones sexuales y solo deben usarse una vez al día. Ahora, si alguien también tiene DE e hipertensión, es mejor consultar primero al médico, ya que tomar medicamentos para el corazón y medicamentos para la DE puede causar presión arterial baja repentina.

Algunos hombres también pueden probar el proceso de inyectarse drogas en el pene como tratamientos para la disfunción eréctil. Este tratamiento puede ayudarlo a lograr una erección más fuerte de treinta minutos a un par de horas. Puede hacerlo usted mismo siempre que haya sido pensado por un médico. Sin embargo, esto solo se puede realizar una vez por semana para evitar efectos secundarios como sangrado, infección, hematomas y palpitaciones del corazón.

Los dispositivos de vacío también se usan para tratamientos de disfunción eréctil. Estas son bombas externas que pueden usarse para curar la disfunción eréctil. Este proceso es un poco laborioso que los otros, ya que aún necesita tener y configurar el dispositivo, pero es una mejor opción para aquellos que aún pueden tener una erección parcial.

La cirugía es el más extremo de todos los tratamientos para la disfunción eréctil. Este método se realiza cuando; es necesario reconstruir las arterias para mejorar el flujo sanguíneo al pene, implantar un dispositivo que pueda mantener una erección e impedir las venas que admiten fugas de sangre.

Hay muchas formas de tratar la disfunción eréctil. Solo tiene que tener una mente abierta y un médico de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *